tu-

pagina

.es

Ningún profeta es acepto en su propia tierra. San Lucas 4:24